Técnica que forma parte de la medicina tradicional china cuyo objetivo es equilibrar la energía del cuerpo, que en multitud de  ocasiones, se canaliza de manera errónea por el modo de vida , los malos hábitos o factores alimenticios.

Es una técnica que no interfiere ni pretende interferir, en ningún tratamiento habitual prescrito por un medico dentro de la medicina alopática, por lo cual no solo no es excluyente, sino que en muchas ocasiones sirve como terapia de apoyo.

 De forma natural, trata  un desequilibrio orgánico basándose en la propia capacidad natural del organismo para luchar contra ciertos trastornos  y enfermedades, siendo especialmente eficaz en el tratamiento del dolor, favoreciendo a que el organismo libere una serie de sustancias que lo reducen e incluso eliminan.

Muy útil  en afecciones como las migrañas y cefaleas… Ciáticas y lumbalgias… Trastornos digestivos e intestinales tales como el estreñimiento o el colon irritable… insomnios, sinusitis, trastornos alimenticios… Obesidad… como tratamiento para dejar de fumar… y un largo etcétera.

También es una técnica exitosa en programas para dejar de fumar, o en el tratamiento de la ansiedad y en trastornos alimenticios asociados a obesidad.

A nivel preventivo, equilibra el sistema orgánico de forma general, haciendo más receptivo a futuros tratamientos médicos, y a una buena evolución en la recuperación tras una cirugía.

A través de la acupuntura podemos preparar al organismo para afrontar las consecuencias que se derivan de los cambios estacionales :  alergias, asma primaveral, decaimiento en el otoño, enfriamientos , dolores artríticos y de origen reumatoide muy comunes  en el invierno… etc..

A nivel estético, actualmente es una tendencia en el rejuvenecimiento facial de forma natural y no invasiva, que aporta  al rostro luminosidad y devuelve al cutis  elasticidad, facilitando la fabricación de colágeno desde el interior.